Vinylclick

Pasos a seguir en la instalación de suelos de vinilo

Los suelos de vinilo son un tipo de pavimento muy fácil de instalar que posee un revestimiento especial para mantener sus propiedades frente a humedades, suciedad, golpes o arañazos. Podrás realizar la instalación tú mismo y conseguirás renovar la decoración de una habitación en muy poco tiempo. Te aportarán elegancia y resistencia a partes iguales y tendrás a tu disposición una gran variedad de diseños para que puedan adaptarse a cualquier espacio interior de tu vivienda. 

PASOS A SEGUIR EN LA INSTALACIÓN DE SUELOS DE VINILO LAMINADOS Y EN CLIC

Los suelos vinílicos laminados y en clic se caracterizan por su sencilla e innovadora colocación. Te recomendamos que sigas unos pasos ordenados para que, cuando realices su instalación, obtengas resultados satisfactorios.

Antes de comenzar la instalación de este tipo de suelo vinílico en clic, también denominado suelo flotante, es necesario realizar algunos preparativos.

Un punto muy importante que debes saber es que las lamas vinílicas no deben adherirse unas a otras en ningún caso porque su sistema permite juntarlas y encajarlas a la perfección sin necesidad de pegamento. 

FACTORES A TENER EN CUENTA ANTES DE LA INSTALACIÓN DE SUELOS DE VINILO

A continuación, explicamos, paso a paso, cómo instalar este tipo de suelos y qué factores debes tener en cuenta. 

  • Debes almacenar, en la habitación donde vayas a colocar el suelo, las cajas de las lamas. Colócalas en posición plana y con el diseño hacia arriba, al menos 24 horas antes de la instalación y comprueba que su temperatura ambiente es superior a 15 ºC.
  • Cerciórate de que el suelo está limpio y seco
  • Comprueba que el suelo no tiene desniveles. En el caso de que fuese necesario, trata las irregularidades y fisuras de la base hasta igualar la superficie.  
  • Es necesario que evites el bloqueo de las lamas vinílicas en la colocación de la tira de transición del umbral de la puerta. Por eso, te recomendamos que hagas marcas en el marco antes del montaje y te asegures del correcto funcionamiento de la puerta. 

PASOS A SEGUIR PARA LA COLOCACIÓN DE SUELOS VINÍLICOS

La instalación de suelos de vinilo no necesita de reformas complicadas ni de largas horas de espera para terminar el trabajo. Tan solo será necesario que sigas estos pasos: 

  1. Decide la posición de colocación de las lamas. Te recomendamos que las instales en la misma dirección que la luz de la habitación para ganar amplitud, pero siempre serás tú el que decida la mejor opción. Como en este tipo de elementos no es necesario dejar juntas de dilatación, no te preocupes mucho en determinar el sentido.
  2. Quita el rodapié utilizando martillo y escarpe para dejar el espacio suficiente y evitar problemas de humedad
  3. Serra los marcos de las puertas con ayuda de una sierra y utiliza trozos de suelo para apoyar en el mismo y que puedas cortar los premarcos. Realmente este tipo de suelo solo sube 4 mm, pero es importante que realices este paso para que consigas un acabado perfecto.  
  4. Prepara la base sobre la que vas a instalar el suelo limpiando la superficie con un cepillo o aspiradora
  5. Comienza a instalar las lamas siempre de izquierda a derecha y fila a fila. Te aconsejamos que utilices cuñas de plástico para marcarte los límites desde donde partirá la primera lama y así te resultará más fácil la colocación. Con el sistema clic no tendrás problemas en ensamblar estos elementos hasta llegar al final de esa fila. Al terminar, para ir confeccionando buenos resultados, mide la distancia e incorpora el dibujo a la lama con ayuda de un lápiz y una regla. 
  6. Marca la línea con un cutter y acto seguido dobla la lama por la línea que has trazado para que se corte y la tengas lista para colocarla. En la siguiente fila, tendrás que ensamblar una lama con la siguiente y las dos juntas con la fila anterior. 
  7. Corta las lamas que sean necesarias para cubrir todo el suelo, pero cuenta con dejar 5 mm entre la pared y la lama para tener suficiente espacio en el caso de que dilataran un poco. 
  8. Para disponer de un acabado profesional, te recomendamos que coloques rodapiés y perfiles de desnivel y transición donde sea necesario. Podrás encontrar diversos modelos a juego con el suelo o combinando en otros estilos. Por ejemplo, en el caso de que tengas paredes de pladur, utilizar un rodapié de 10 cm es una buena opción para asegurar un buen agarre. Para pegarlo, utiliza adhesivo específico de montaje haciendo un cordón que recorra todo el rodapié y presentándolo sobre la pared para volver a separarlo. Diez minutos más tarde deberás presionar con suavidad para colocarlo y garantizar su adherencia final.  

En conclusión, apostar por suelos de vinilo es una opción muy favorable para darle un toque original a cualquier estancia de tu vivienda y conseguir un aislamiento perfecto tanto en verano como en invierno.

Si quieres más información, no dudes en visitar nuestra web o ponte en contacto con nosotros directamente.

Autor


Avatar